El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número siete de Sevilla ha emitido un auto en respuesta a la solicitud aclaratoria del Ayuntamiento, confirmando que es claro su requerimiento de ejecución de la sentencia que ordena retrotraer la oposición promovida en 2012 para cubrir vacantes de la Policía Local. La sentencia anula el nombramiento como funcionarios de los opositores seleccionados en ese momento, y según el juzgado, deben ser cesados «la totalidad» de los agentes afectados.

En el auto emitido por el juzgado, se especifica que deben cesar no solo los afectados que aún conservan la condición de Policía Local, sino la totalidad de los afectados permutados o promocionados, debido a una nulidad en cascada que impide a esas personas que han promocionado o permutado continuar manteniendo la condición de empleados públicos. Además, solo tienen derecho a repetir la prueba práctica aquellos aspirantes que superaron el tipo test, con independencia de que en su día se presentaran o no a la realización de la prueba práctica.

El Ayuntamiento, por su parte, está preparando un nuevo recurso y no prevé fijar fecha de repetición de la prueba anulada. Es importante recordar que el litigio surgió a raíz de la oposición promovida en 2012 por el Ayuntamiento hispalense para cubrir plazas de agente de Policía Local, que fue impugnada por uno de los aspirantes. La sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número siete anula el nombramiento como funcionarios de los opositores seleccionados, debido a irregularidades en el proceso selectivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *